sábado, 23 de junio de 2012

Harry Styles y uno de sus momentos más incómodos

Harry tenía verdadera urgencia de ir al baño para hacer pipí y como es común que suceda, el baño estaba ocupado.
El cantante se dirigió a un baño portátil y al encontrarlo cerrado, empezó a tocar con verdadera desesperación para que quién estuviera adentro se diera prisa, cosa que no sucedió.
Harry empezó a cruzar la pierna, a poner las manos entre las piernas y a bailar, hasta que la puerta del baño se abrió y quién salió fue su compañero Niall Horan.
Por supuesto que mientras Harry pasaba este momento tan incómodo, los gritos de ¡Harry!, ¡Harry!, de todas sus fans que estaban en el lugar lo ponían más nervioso.
Gracias a un guardia de seguridad que estaba presente, Harry pudo entrar al baño y al salir, irse corriendo.
Seguramente el cantante de One Direction, nunca se imaginó que viviría un momento tan incómodo y además en frente de muchas de sus fans.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada