sábado, 24 de marzo de 2012

CAPÍTULO 11

Aquí esta la recopilación de capítulos del FanFic de @Real_Tommo
CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 6
CAPÍTULO 7
CAPÍTULO 8
CAPÍTULO 9
CAPÍTULO 10


CAPÍTULO 11

(Narra ______)
Cada momento que pasaba más arrepentida estaba de haber ido a aquella fiesta, y todavía no había llegado. Me apetecía estar con Harry, y no con Ángel. El viaje duró unos diez minutos. Un incómodo viaje de diez minutos. Aparcó delante de lo que parecía ser su casa, mejor dicho, su mansión. Era enorme, y pude deducir que en la fiesta no solo estarían sus viejos amigos, sino medio Londres ahí metido. Desde fuera se podía escuchar la música a un altisimo volumen, y la gente gritando. Y tal como Ángel abrió la puerta salió corriendo un chico que vomitó en las escaleras de entrada. Era asqueroso.

-¡Ángel, me dijiste que eran viejos amigos! Imaginé que sería una pequeña fiesta –gruñí
-Lo siento ______, la cosa se ha desmadrado y… Por favor, no te vayas. Te invito a lo que quieras. Como si estuvieras en tu casa.

La gente ya iba muy mal, y todavía era pronto. Había una barra de bar larguísima, con un barman tras ella. La música no era muy agradable, la gente bailaba restregándose entre ella. Intenté no ser pesimista, pero se me hacía un poco difícil. Ángel me invitó a un cubata, y yo acepté. A lo que me di cuenta ya me estaba bebiendo el tercero. Ángel ya iba por el quinto, iba muy mal.

-______, ¿po podemos hablar? –dijo, intentado pronunciarlo bien
-Esta bien… 
-Pero aquí no, vamos a mi habitación.

Le seguí hasta su habitación, dentro había dos personas enrollándose y Ángel los echó antes de que pudieran llegar a más. Aquello era un desmadre, y yo estaba muy mareada. Me senté en el borde de la cama, y ángel al lado mío.
-Tengo que decirte que… me arrepiento mucho de lo que pude haberte hecho, y que te quiero mía, aquí y ahora.
-¿Qué quieres dec…?
Antes de que pudiera terminar la frase Ángel se me lanzó y me empezó a meter mano a lo descarado. Yo intentaba apartarle, pero él era mucho más fuerte que yo. Sentía impotencia y además estaba muy mareada. Comencé a llorar y gritar, pidiendo que me soltara. Entonces recordé el punto débil de los chicos, y le metí una patada ahí. Aproveche el momento en el que estaba indefenso tirado en el suelo y salí corriendo para meterme en el baño. Me miré en el espejo, no me reconocía, estaba super despeinada y el maquillaje se me había corrido todo.

En ese momento no lo dude. Llamé a Harry. Pulsaba las teclas de mi móvil con el pulso tembloroso. Y escuchaba los pitidos con impaciencia por que me cogiera el teléfono. Y al fin lo cogió.
-¿______? ¿Qué pasa? –preguntó preocupado.
-Harry, ¿puedes venir a buscarme? Estoy muy asustada, las cosas se han desmadrado…-dije entre sollozos
-Voy en seguida, ¿qué ha pasado?
-Que Ángel ha bebido mucho y se me ha…
-Vale, no me expliques más, voy ahora mismo amor, no te muevas de donde estés.

Harry colgó. No sabía como iba a llegar. Ni siquiera le había dado la dirección, pero confiaba en él. Estuve cinco largos minutos metida en el baño, hasta que llamaron a la puerta.
-¿Está ocupado? –dijo una chica.
-Sí
-¿Te falta mucho? Es que no aguanto más…
-No, enseguida salgo.

La chica no tenía la culpa de lo que pasaba, y la pobre no se aguantaba, así que salí dejándola entrar. Nada más salir del baño me fui directamente hacia la puerta de salida, cuando me choqué con Harry.
-¡¡______!! ¿Estás bien? –Harry me abrazó fuerte –Me has preocupado, ¿Qué ha pasado?

Se lo expliqué todo, y antes de que pudiera contestar, Harry entró dentro con un ritmo acelerado en busca de Ángel. Yo le seguí, intentando detenerle, pero mi esfuerzo fue en vano. Lo encontró, y nada más verle le metió un puñetazo en el ojo. La gente hizo un círculo alrededor de ellos, y a mí me iban empujando cada vez más hacia atrás. Todo el mundo gritaba metiendo cizaña. En uno de mis intentos, conseguí adentrarme a base de codazos. Ángel estaba en el suelo, malherido, y Harry de pie, con el labio sangrando. En cuanto lo vi cogí a Harry del brazo y me lo llevé fuera.

-Harry ¿estas bien? Ahora mismo vamos al médico a que te vea eso.
-No, no, de verdad estoy bien, vámonos a casa por favor. ¿Tú estas bien?
-La verdad es que no…
-Vámonos.

Subimos los dos al coche. Cuando llegamos a su casa, paro el coche y no se movió de donde estaba. Derrepente se echó a llorar. Notaba como se me clavaba un puñal cada vez que una lágrima salía de sus ojos. No entendía por qué lloraba, quizás estaba asustado por lo que había pasado.

-Harry… ¿Qué te pasa? –dije abrazándole.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta la novela pon un comentario aquí: http://twitpic.com/90thhu o menciona a @Real_Tommo con tu opinión :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada